Consejos para tejer sin cansarse tanto

foto_cansancioComo toda tejedora fanática he conocido las ñañas de pasarse demasiado tiempo sentada tejiendo. Muñecas arruinadas, el hombro o los nudillos duros como piedras y la espalda…puf… a la miseria.

Hace un tiempo encontré un set de consejitos que dan las viejas tejedoras que puede ser de ayuda, a la hora de encarar una maratón tejeril, para no terminar taaaaaaan cansadas.
Aclaro, que no es nada médico. Son pavaditas de sentido común y algunas ideas divertidas… si son de sufrir dolores fuertes consulten al médico. A cuidarse eeeh. Bueno, dicho esto, ahi van los tips. 🙂

1. Tejer con buena luz
Si son de tejer en la cama antes de ir a dormir, fíjense de no estar usando un velador demasiado suavecito. Traten de acercarlo lo más posible a la cama así alumbra mejor el tejido… a veces unos centímetros más cerca hacen una enorme diferencia.

2. Patrones con letra diminuta
Cada tanto las revistas o libros vienen con la letra demasiado pequeña y cuesta leerla. Una buena idea es sacarle una fotocopia al patrón ampliandolo un poco asi leemos mas tranquilas mientras tejemos. Si no pueden hacer una fotocopia, se acuerdan de las lupas? este es un excelente momento para ponerlas en uso nuevamente.

3. Para tejer lanas oscuras
Si te resulta más difícil tejer una lana oscura podés poner una tela clara en tu regazo para contrastar con el tejido, y si además usás agujas de colores claros mucho mejor.

4. Para no perderte en que linea estás en el patrón
Una buena idea es ir pintando con marcador resaltador a medida que vas terminando de tejer las hileras. Así, cuando volvés a consultar el patrón, encontrarás rápidamente por donde ibas (aquí con una fotocopia también es mejor, así no arruinan la revista o el libro).

5. Para estar más comodas en una silla
Muchas veces estamos sentadas y sin darnos cuenta estamos en una posición que se vuelve incómoda luego de un tiempo. Algo que ayuda a relajar las piernas es colocar un banquillo o un almohadón bajo los pies para levantarlas un poquitín.

6. Para sentarse mas derechas
Cada tanto quitar las almohadas y sentarse derechitas contra el respaldo de la cama. Podemos colocar un almohadon pequeño en la zona lumbar para dar soporte. Si están en una silla lo que pueden hacer es sentarse con las piernas cruzadas como indio.. así mantienen un poco mas derecha la espalda y de paso relajan las piernas.

6. Para relajar los nudillos de los dedos
Colocar las manos sobre una superficie dura y tocar suavemente como si fuera un pianito. Moviendo cada dedo por separado hacia arriba y hacia abajo…. así relajamos un poquito la tensión en nudillos.

7. Para relajar las muñecas
Se acuerdan de la canción para bebés «Que liinda manito que tengo yo…»? Bueno el movimiento que se hace girando las muñecas de lado a lado suavemente es excelente para relajarlas un poquitin.

8. Recordar bajar los hombros
Ay de mi y de mis hombros. Soy de colocar cartelitos en la compu que dicen «bajar los hombros» para no olvidarme de relajarlos. Lo mismo cuando tejo, coloquen algo que les recuerde bajar los hombros y relajarlos… así no terminan con las agujas en el mentón y todas tensionadas.

9. Para relajar los hombros ya tensionados
Si se olvidaron de bajar los hombros y definitivamente tejieron un rato con las agujas al mentón lo que se puede hacer es levantar los dos brazos bien en alto… estiiiiiirense un poquitito…. y hagan como si desenroscaran unas bombitas de luz imaginarias en el aire.

10. Para relajar antebrazos
Junten las palmas de la mano bien pegaditas. Con los brazos flexionados apunten hacia afuera con la punta de los dedos… y luego sin separar las manos giren para apuntar hacia adentro.

11. Para relajar los dedos
Con las manos en la misma posición que el punto 10 abrimos y cerramos los dedos. Podemos también separar las palmas sin despegar la punta de los dedos y hacer un hueco como si fuera una pelota y mover así un poquito como rebotando las manos una contra otra.
Después separamos las manos y abrimos los dedos una a la vez. y luego en grupos. (esta cuesta, es como el saludo del Señor Spock ja)

12. Cuidar las manos
Muchas veces la lana nos reseca la piel o enrojece la punta de los dedos si es muy áspera, así que una buena idea es lavar las manos con agua fresca y colocarnos un poco de crema. Masajear cada mano y cada dedo por separado, presionando y arrollando suavemente las puntas de los dedos.

13. Video con técnicas de relajación
Finalmente, para las más atléticas.. aquí hay un muy buen video con técnicas de relajación tipo yoga que pueden realizar en casa tiradas en la cama.